Una bebida fría y refrescante que depende del corte preciso de un melón

Si por tu frente se escurren las gotas de sudor y se evaporan enseguida es hora de que te sometas a un refrescante tratamiento para hidratarte. La dosis de este "medicamento alternativo" debe ser muy generosa. ¡También puedes complementar este delicioso y elegante 'cocktail' con un salto al agua para estar fresco por dentro y por fuera!

Necesitarás:

  • 1 melón
  • 300 g de fresas
  • 100 ml de vodka
  • 50 g de miel
  • Algunas hojas de menta
  • 200 ml de vino espumoso

Es muy fácil:

  1. Corta una rebanada fina de la parte inferior del melón, de manera que pueda sostenerse solo. Después, corta una rebanada más grande en la parte de arriba para que puedas meter una cuchara y sacar toda la pulpa de la fruta. Retira las semillas y pon la pulpa en una licuadora. 
  2. Agrega las fresas, el vodka y la miel en la licuadora y mezcla todos los ingredientes hasta obtener una textura uniforme.
  3. Vierte la mezcla en una bandeja de cubos de hielo grandes. Añade una hoja de menta sobre cada compartimento y mételo en el congelador. 
  4. Tan pronto como se congelen los cubos, ponlos en la licuadora y mézclalos con el vino. Sírvelo de inmediato dentro del melón.

¡Te garantizamos que le ganarás la batalla al calor! Tal vez quieras ponerte creativo y reemplazar el melón por otra fruta. Los que tengan mucha sed, tomen una sandía y preparen una porción semanal. ¿Así o más práctico? ;-P

Comentarios

Más de Nolocreo