¡Transforma tu pollo en esta bomba de sabor!

La frase en francés "cordon bleu" quiere decir "cinta azul" en español y se usa para nombrar a uno de los platos con mejor reputación en la gastronomía. Probablemente, la milanesa "cordon bleu" tiene su origen en Suiza durante los años 40; esta manera de cocinar el pollo se ha convertido en todo un clásico, al cual le hemos dado un giro muy creativo para sorprender a los paladares más aventureros. 

Necesitarás:

  • 4 pechugas de pollo
  • 24 lonchas de queso suizo
  • 12 lonchas de jamón cocido
  • 2 rollos de masa de hojaldre
  • 1 diente de ajo
  • 4 cucharadas de mostaza
  • 2 huevos
  • Sal y pimienta

¡Allá vamos!:

1. Condimenta las pechugas con sal, pimienta y el ajo rallado y aplánalas entre dos hojas de plástico para envolver comida hasta que tengan medio centímetro de grosor. Cubre cada filete de pollo con cuatro lonchas de queso, tres de jamón cocido y dos más de queso, respectivamente.

2. Enrolla el filete con firmeza y envuélvelo con plástico para alimentos. Tuerce las dos puntas para que quede bien cerrado. Deja enfriar los rollos durante una hora. 

3. Extiende la masa para hojaldre, córtala por la mitad y úntale mostaza a cada parte. Coloca la carne de pollo en medio de cada placa de hojaldre y enróllala con cuidado de no romper la masa. 

4. Bate los huevos y barniza los rollos con esta mezcla. Con un tenedor dibuja sobre la masa de hojaldre unas rayas cruzadas. Hornea los rollos por 30 minutos a 170 ºC (de preferencia, en un horno de convección).

¡Esta receta realmente merece pertenecer a la categoría de los "cordon bleu"! Y si te apetece un poco más de pollo de este estilo, aquí tienes las instrucciones de otra versión no menos rica. 

Comentarios

Más de Nolocreo