Cuatro desayunos para el buen humor. ¡Te van a alegrar la mañana!

Con suerte, alguna vez el desayuno te ha recibido con una sonrisa: dos huevos fritos como si fueran los ojos y una salchicha curvada en forma de boca. Sin ánimo de faltarle al respeto a nuestros seres queridos que tanto se esfuerzan en la cocina, pocas veces invierten mucho tiempo en el diseño de los platos. Por esta razón, se nos han ocurrido cuatro originales presentaciones para impresionar a tus amigos y familiares en la mesa del desayuno. Se trata de trucos simples pero deliciosos que transformarán cualquier cara de pocos amigos en una expresión de felicidad.

Vas a necesitar:

  • Salchichas para hot dogs
  • Huevos

Es muy divertido:

  1. Desayuno número uno: hazle un corte a una salchicha a lo largo sin cortarla completamente en uno de los extremos. Usa un palillo de dientes para darle la forma de un corazón. Después fríe un huevo dentro.
  2. Desayuno número dos: introduce un pincho de madera en uno de los extremos de la salchicha para hot dog. Mientras giras el pincho, haz un corte prolongado y no muy profundo a lo largo de toda la salchicha, de esta forma vas a obtener una espiral. Ahora úsala como molde para freír huevos. 
  3. Desayuno número tres: haz un corte transversal en dos tercios de una salchicha, después vuelve a cortar cada mitad en dos partes. Ahora tienes cuatro tiras que puedes cortar otra vez a la mitad. Calienta la salchicha con agua muy caliente y dibújale una carita con algunos puntos de mostaza. Puedes servir el pulpo de salchicha sobre un par de huevos revueltos.
  4. Desayuno número cuatro: corta ambos extremos diagonalmente y, como se muestra en el vídeo, une las piezas individuales con un palillo para que parezcan corazones en miniatura. Fríelos y sírvelos con huevos revueltos. 

Estos pequeños toques distintivos son capaces de convertir a un gruñón mañanero en una persona encantadora, no importa lo somnoliento que esté. ¡Siempre es mejor empezar el día con una sonrisa!

Comentarios

Más de Nolocreo