Diseño con tocino, nivel avanzado: este riquísimo ingrediente ya está de vuelta en tu mesa

Hay tres ingredientes que suelen gustar a todo el mundo: queso, huevo y tocino. Pues esta vez vamos a transformarlos en un plato que seguramente te robará el corazón antes de que le des la primera mordida. Solo tienes que seguir la técnica adecuada para trenzar las lonchas de tocino y esperar a que el horno haga su parte. Puede que parezca complicado, pero solo se necesitan unos cuantos movimientos de manos para lograrlo. No hay tiempo que perder. ¡A la cocina!

Vas a necesitar:

  • 4 huevos
  • Sal y pimienta
  • 450 ml de leche
  • 2 cucharadas de cebolleta en rebanadas finas
  • 5 lonchas de tocino picado
  • 220 g de queso cheddar rallado
  • 4 papas medianas cocidas y picadas 
  • 1 porción de masa de hojaldre
  • 20 lonchas de tocino (aprox)
  • 2 cucharadas de salsa barbecue

Se hace así:

  1. Parte los huevos en un bol y condiméntalos con sal y pimienta. Agrega la leche y mezcla todos los ingredientes. Después añade la cebolleta, las 5 lonchas de tocino picado, el queso cheddar, las papas picadas, y revuelve todos los ingredientes hasta que queden bien integrados. 
  2. Coloca la masa de hojaldre en un molde para quiche, presiona un poco la masa sobre los bordes y recorta lo que sobresalga. 
  3. Vierte la mezcla de huevo en el molde y, con una cuchara, reparte el contenido de manera uniforme. Mete el molde al horno durante 60 minutos a 160 ºC.
  4. Después de hornearlo, cubre la superficie del quiche con tocino trenzado. Solo tienes que seguir esta técnica: coloca una tira horizontalmente en el borde superior del molde. Y sobre esta, coloca otra tira de forma vertical. Dobla la tira horizontal hacia atrás. Después pon otra tira vertical justo al lado de la primera y "desdobla" la tira horizontal: el tocino está trenzado. Continúa trenzando el tocino hasta cubrir toda la superficie. Usa todas las lonchas que necesites. Cuando termines, recorta los trozos que sobresalen del borde del molde. 
  5. Barniza el tocino con salsa barbecue y vuelve a hornear el quiche, esta vez a 160 ºC durante 30 minutos. 

Cuando el tocino empieza emitir su aroma ahumado, el apetito aumenta a medida que la paciencia se reduce. La segunda vez en el horno se vuelve una prueba de resistencia. Pero si logras resistir heroicamente, recibirás una maravillosa recompensa en forma de tocino crujiente, que podrás disfrutar en el desayuno, el almuerzo o la cena.

Comentarios

Más de Nolocreo