¡Haz tu propio kinder sorpresa gigante!

En el pasado, los niños miraban ansiosamente los huevos sorpresa en el supermercado. En 2006, se añadió una especialidad de chocolate similar que parece ser aun más valorada por los paladares infantiles: Kinder Joy.

El maravilloso chocolate, la crema de leche, la crema de turrón de nuez y la confitería rellena de avellanas resulta irresistible para grandes y pequeños. Con esta receta puedes hacer el delicioso huevo tú mismo, y es tan grande que puedes alimentar a todos los amantes del chocolate y avellanas que te rodean.

Vas a necesitar (para 1 huevo gigante):

Para el huevo sopresa:

  • 150 g de chocolate con leche
  • 150 g de chocolate blanco

Para las esferas crujientes:

  • 100 g de chocolate con leche
  • 1 oblea grande o galleta de barquillo (para helado) grande cortada en cuadritos
  • 250 g de Nutella
  • 75 g de avellanas trituradas

Para la crema de leche y cacao:

  • 150 g de Nutella
  • 150 g de leche condensada azucarada
  • 100 g chocolate blanco

Se hace así:

1. Primero hay que hacer la "cáscara de huevo". Para ello, se derrite el chocolate con leche en baño maría, y luego se vierte y revuelve dentro de la mitad de un molde de huevo grande hasta que esté completamente cubierto por dentro.

2. Pon a enfriar la mitad del huevo durante 30 minutos y luego añade una capa adicional de chocolate blanco siguiendo el mismo procedimiento de la primera capa. A continuación, pon el molde a enfriar de nuevo durante 30 minutos para que el chocolate se endurezca por completo.

3. Derrite la siguiente porción de chocolate con leche en baño maría y, con un pincel de cocina, unta una capa de este chocolate en el interior de 4 mitades de moldes redondos de silicona. A continuación, añade los pedacitos de oblea o galleta de barquillo a los moldes hemisféricos.

4. Añade Nutella a una manga pastelera y rellena completamente los moldes hemisféricos. Alisar la superficie y pon a enfriar los moldes durante 2 horas. Después retira los chocolates de los moldes y rocía Nutella generosamente en la parte plana de 2 de ellos. Después coloca los otros dos hemisferios en la parte superior. Enfría las bolas terminadas durante otros 30 minutos.

5. Extiende el resto del chocolate líquido sobre ambas esferas y revuélcalas en las avellanas trituradas hasta que estén completamente cubiertas.

6. Para la crema de leche y cacao, vierte la segunda porción de Nutella en el centro de la mitad del huevo de chocolate con una manga pastelera. Alisa la crema. Derrite el chocolate blanco en baño maría y añade la leche condensada. Vierte esta crema ligera de manera uniforme en el huevo.

7. Después coloca las dos bolas de avellanas en la crema. Para que ae vea lo más parecido al original, debes hundirlas en la mitad de la crema.

A veces ser adulto tiene sus ventajas: puedes preparar estos postres fáciles tú mismo. ¡Y saben incluso mejor que la popular versión en pequeño! ¡Por supuesto, una gran idea para fiestas de niños!

Comentarios

Más de Nolocreo