Pon algunas verduras en un molde para “muffins” y agrégales una clara de huevo. Tendrás el desayuno en la mesa en menos que canta un gallo

No hay nada mejor que desayunar un omelette (tortilla francesa) recién hecho. Pero aunque luzca espléndido y perfecto en la sartén, darle la media vuelta y ponerlo en un plato casi siempre termina siendo un desastre, eso sí, uno muy delicioso. Este problema se resuelve de una forma muy sencilla: ¡reemplaza la sartén por una bandeja para muffins!

Vasa necesitar (para 6 muffins):

  • Aceite
  • 100 g de espinacas
  • 1 tomate en dados
  • 300 ml de clara de huevo
  • Sal y pimienta

Es muy fácil:

  1. Barniza el fondo de los moldes de muffins con un poco de aceite. Agrega un poco de espinacas en cada molde y después algunos dados de tomate.
  2. Vierte las claras de huevo en cada compartimiento y condimenta cada uno con sal y pimienta.
  3. Hornea los muffins por 15 minutos a 180 ºC.

Con esta simple técnica, te garantizamos que tus muffins de huevo van a llegar a tu plato en una sola pieza. ¡Puedes usar otros vegetales como calabaza, calabacín, champiñones o pimientos! Las mejores recetas son aquellas que se pueden adaptar a tu gusto. ¡Buen provecho!

Comentarios

Más de Nolocreo