Cortas un cuadrado de masa de hojaldre y doblas los bordes hacia abajo. ¿Se trata de una obra de arte o puedo comérmelo?

Aunque el tiempo de verano está llegando a su fin, todavía puedes animar la temporada un poco más de tiempo con una deliciosa receta de inspiración veraniega. Por ejemplo, ¿qué tal un pastelito de hojaldre a la danesa con un afrutado relleno de fresas? La clave para lograr este reto reside en doblar la masa de una forma simple pero impresionante.

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

  • 1 paquete de masa de hojaldre
  • 100 g de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 2 cucharadas de mermelada de fresa
  • 2 cucharadas de leche
  • 8 fresas grandes
  • 1 cucharada de mantequilla derretida
  • 2 cucharadas de azúcar

Hay que hacerlo así:

  1. Extiende la masa de hojaldre y córtala en seis cuadrados. Ahora corta otro cuadro dentro de los cuadrados que acabas de cortar, deja un espacio pequeño entre los cuadros interiores y los exteriores. Corta dos de las esquinas completamente y deja dos parcialmente intactas. De otra forma, el cuadrado interior se caerá.
  2. Toma la esquina del cuadrado exterior cuya esquina del cuadrado interior está cortada completamente y dóblala hacía el lado opuesto. Debes de hacer lo mismo con la otra esquina. El resultado tiene la forma de diamante. Ahora pincha el cuadrado interno con un tenedor.
  3. Mezcla el queso crema y la mermelada de fresa muy bien y añade la mezcla en medio de la masa de hojaldre.
  4. Usa un pincel para cubrir los bordes de los pastelitos con leche.
  5. Ahora corta las fresas en rebanadas finas y colócalas encima de la mezcla del queso crema.
  6. Cubre las fresas con mantequilla y rocíales un poco de azúcar.
  7. Por último, coloca los pastelitos en una bandeja cubierta con papel para hornear. Rocíales un poco más de azúcar si quieres y hornéalos a 180ºC durante 25 minutos.

Y ahora dime, ¿no sabe precisamente a verano? Aquí tienes un pequeño truco: si quieres puedes sustituir la mermelada de fresa por alguna de otro sabor. Lo mismo aplica con las fresas. De esta forma puedes personalizar tu pastelito a la danesa de la forma que quieras. Incluso podrías crear tu propio estilo de doblar la masa de hojaldre.

Comentarios

Más de Nolocreo