Atención a los amantes del café: ¡Este se convertirá en vuestro pastel favorito!

Es un hecho bien conocido que los italianos solo beben capuchino a la hora del desayuno. Por eso, la mejor manera de obtener su dosis de café por la tarde es comerse este pastel...

Necesitarás:

Para la base:

  • 100 g de galletas de mantequilllas
  • 80 g de mantequilla derretira

Para la crema:

  • 130 ml de leche
  • 800 g de queso mascarpone
  • 3 cucharaditas de gelatina
  • 100 g de azúcar
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 2 tazas de café expreso

Para la cobertura:

  • 200 g de crema (nata)
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 40 g de Azúcar 
  • Canela
  • Chocolate

Así se hace:

1. Primero, ponte a trabajar en la base. Para hacerlo, coloca las galletas en una bolsa de congelador y aplástalas con un rodillo. Agrega las migas a un bol y mézclalas con la mantequilla. Mete el pastel en la nevera.

2. Calienta la leche y la gelatina en una olla. Usa un batidor eléctrico para mezclar el mascarpone con el azúcar, el extracto de vainilla y el expreso. A continuación, agrega la mezcla de leche y gelatina de la olla a la crema.

Vierte la mezcla de mascarpone en la base del pastel y refrigéralo todo durante cuatro horas.

3. Para el toque final, mezcla la crema, el azúcar y la vainilla en un tazón. Llena una manga pastelera con la mezcla y pon un poco por encima del pastel. Por último, espolvorea un poco de canela y chocolate rallado.

¡Combina todo lo bueno del café y del chocolate en este genial pastel!

Comentarios

Más de Nolocreo