¡Rollo estampado con salmón y espinacas le da color a la mesa del comedor!

Obviamente conoces las papas y las espinacas. Si te gusta esta combinación pero quieres probar algo nuevo, ¡agrégale un poco de salmón! La siguiente receta no solo transforma la clásica combinación de ingredientes, sino que también es una excelente forma de decorar la mesa del comedor.

Vas a necesitar: 

Para la crema de papas:

  • 80 g de papas cocidas
  • 2 yemas de huevo
  • 40 g de mantequilla blanda
  • 30 ml de crema (nata)
  • Sal y pimienta
  • 2 claras de huevo batidas

Para la mezcla de espinacas:

  • 50 g de mantequilla
  • 1 cebolla picada
  • 600 g espinacas frescas
  • 1 ajo finamente picado
  • Sal y pimienta
  • Una pizca de nuez moscada
  • 30 ml de crema
  • 3 yemas de huevo
  • 2 claras de huevo batidas
  • 75 g de harina

Para recubrir:

  • 300 g de queso crema
  • 200 g de salmón ahumado en rebanadas

Se hace así:

1. Empieza con la crema de papa. En un bol mezcla las papas cocidas con las yemas de huevo, la mantequilla, la crema y las especias. Tritura las papas con un tenedor. Revuelve toda la mezcla con el mismo tenedor hasta conseguir una textura homogénea. 

Integra las claras de huevo batidas y vierte la crema resultante en una manga pastelera. 

2. Aplica la crema de papa en líneas semicurvas sobre una bandeja para horno previamente recubierta con papel para hornear. El diseño debe quedar lo más parecido al de la foto de abajo. 

3. Ahora prepara la mezcla de espinacas. Derrite la mantequilla en una sartén y fríe brevemente la cebolla junto con el ajo picado. Agrega las espinacas y cuécelas al vapor. Condiméntalas con sal, pimienta y nuez moscada.

Vierte la mezcla de espinacas en un bol profundo y añade la crema y las yemas de huevo. Tritura todo con una licuadora de mano hasta obtener un puré. Después integra las claras de huevo batidas y la harina cernida con una espátula.

4. Reparte la crema de espinaca sobre el diseño que hiciste con la crema de papa. Alisa la superficie con una espátula. Deja un pequeño margen alrededor, de manera que los bordes del diseño sobresalgan ligeramente por debajo de las espinacas. 

Mete toda la pieza al horno durante 20 minutos a 200 ºC con el calor de arriba y abajo activado.

5. Después de sacar la bandeja del horno, coloca la lámina de espinacas sobre un paño de cocina limpio. Retira el papel para hornear. 

Moja otro paño en agua fría, estrújalo y colócalo encima de la placa de espinacas y deja enfriar por 30 minutos. Pasado este tiempo, dale media vuelta con la ayuda de los paños. Retira el paño de arriba. 

6. Aplica una capa de queso crema sobre la placa de espinaca y alísala con una espátula. Deja un margen pequeño nuevamente. Por último, cubre la superficie con las rebanadas de salmón.

Enrolla la placa de espinacas con la ayuda del paño inferior y refrigérala antes de servirla. 

Dado que esta sabrosa receta también es visualmente atractiva, es excelente para animar el buffet de una fiesta. Seguramente allí destacará de entre toda las ensaladas, pastas y embutidos. Te garantizamos que desaparecerá pronto, porque además sabe deliciosa.

Comentarios

Más de Nolocreo