Nunca antes has comido espinacas de esta forma. Tanto los invitados como tú van a querer más y más y más…

Todos tenemos claro que no todo lo que brilla es oro, pero eso no disminuye la mágica atracción que despierta la capa crujiente y dorada de un buen pan. Esta vez, te invitamos a caer en la tentación con una receta que te va a permitir descubrir el tesoro escondido dentro de una rosca deliciosa y contundente.

Vas a necesitar:

  • 1 porción redonda de masa de pizza
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 papa
  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 100 g de espinacas frescas
  • Sal y pimienta
  • Nuez moscada
  • 50 g de mozzarella rallada
  • 50 g de queso fresco en cubitos
  • 1 huevo batido

Se hace así:

  1. Extiende la masa para pizza y corta unas 24 tiras, de la mitad hacia el borde de la masa, dejando un espacio de 5 milímetros aproximadamente entre cada una de ellas. Después teje trenzas pequeñas tomando tres tiras. 
  2. Corta la papa en cubitos y fríela en la sartén con aceite caliente. Poco después, agrega el ajo picado y las espinacas. Cuando estas se ablanden, condimenta la mezcla con sal, pimienta y nuez moscada. Por último, añade la mozzarella y el queso fresco. Integra los ingredientes muy bien. 
  3. Distribuye el contenido de la sartén de manera uniforme sobre la parte de la masa no trenzada y enróllala del borde hacia el centro. Después coloca las trenzas alrededor del rollo y une los extremos de la pieza para formar una rosca. Barnízala con el huevo batido y hornéala a 145 ºC durante 35 minutos. 

Como puedes ver, las roscas de Reyes no son las únicas que pueden alegrarnos el día. Esta la podemos disfrutar cualquier momento del año; después de todo, somos los reyes de nuestro hogar y nos merecemos una recompensa al llegar a casa después de una larga jornada de trabajo o estudio.

Comentarios

Más de Nolocreo