¡Lo mejor que puedes hacer y comer con una botella Coca-Cola!

Como es bien sabido, el ojo también "come", es decir, si algo se ve bien, es muy probable que tenga buen sabor. Si quieres llevarte una gran ovación en tu próxima fiesta, sorprende a tus invitados con el siguiente truco visual.

Vas a necesitar:

  • 350 ml de Coca-Cola
  • 150 g de harina
  • 80 g de cacao en polvo
  • 200 g de azúcar
  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 pizca de sal

Para la crema:

  • 250 g de mantequilla reblandecida
  • 250 g de azúcar en polvo
  • 300 g de queso crema

Además:

  • Chocolate blanco derretido
  • Chocolate negro derretido
  • 1 botella de Coca-Cola de 350 ml
  • 1 molde para galleta redondo

Se hace así:

1. Mezcla la Coca-Cola, la harina, el cacao en polvo, el azúcar, el polvo de hornear y la sal con una batidora eléctrica hasta obtener una masa suave. Vierte la masa en una bandeja para hornear engrasada y métela al horno durante 30 minutos a 170 °C, con el calor de arriba y abajo activado. Cuando el pastel se haya enfriado, corta varios círculos con el cortador de galletas.

2. Retira cuidadosamente la etiqueta de Coca-Cola  y corta la botella por la mitad. Vierte el chocolate blanco derretido en la punta de la mitad superior, muévelo hasta cubrir un tercio de la superficie y deja secar muy bien. Después añade parte del chocolate negro derretido en la mitad superior de la botella. Gira la botella hasta que cubras toda esta parte con una capa delgada, por lo cual debes tomar solo la cantidad suficiente de chocolate para llegar al borde del corte. Repite el proceso unas tres veces para darle más estabilidad al borde. Deja enfriar la pieza. Con el chocolate negro restante, cubre las paredes de la mitad inferior de la botella. Aquí también, el borde debe quedar lo suficientemente grueso. Coloca esta pieza en un lugar fresco también.

3. Para la crema, bate primero la mantequilla blanda con el azúcar en polvo hasta que quede espumosa y luego integra el queso crema. Rellena las dos mitades de la botella con capas con la crema y los círculos de pastel. A continuación, separa cuidadosamente el plástico de la botella con un cúter o cuchillo fino. 

4. Coloca una pequeña porción de chocolate derretido en los bordes de ambas mitades del pastel para unirlas. Después pon la etiqueta alrededor de la botella de chocolate. Tu obra maestra será casi indistinguible de una verdadera botella de Coca-Cola. Dejar enfriar hasta poco antes de servir.

La tarta botella de Coca-Cola no solo tiene un aspecto fabuloso, sino que también cumple con las expectativas de sabor: ¡una fiesta perfecta para chicos y grandes!

Comentarios

Más de Nolocreo