¡Croqueta a la brasileña con pechuga de pollo y relleno de queso crema!

Quien no haya oído hablar nunca de la "coxinha" podría pensar que este término se refiere a un dios prehistórico, una enfermedad exótica o incluso un insulto grave. Pero no tiene nada que ver con esto, porque se trata de un bocadillo muy popular en Brasil. A partir de una pierna de pollo rebozada y frita, se ha desarrollado un plato que perdura hasta el día de hoy, aunque ahora se utiliza carne de pollo desplumada. ¡Te presentamos una versión verdaderamente épica de aquel bocadillo!

Vas a necesitar:

  • 500 g de pechugas de pollo
  • Aceite para freír
  • 1/2 cebolla picada
  • 1 ajo picado
  • 1 1/2 cucharadas de pimentón
  • 960 ml de caldo
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 500 g de harina, y poco más para rebozar
  • Queso crema
  • Huevo batido
  • Harina para rebozar
  • Aceite para freír

Se hace así:

1. Cuece las pechugas de pollo y deshébralas con ayuda de dos tenedores pequeños.

2. Calienta un poco de aceite en una sartén, agrega el pollo, la cebolla, el ajo y el pimentón. Fríe todo junto por poco tiempo. 

3. Hierve el caldo y agrega la mantequilla, reduce la temperatura y agrega la harina. Vas a a obtener una masa firme y manejable. 

4. Deja que la masa se enfríe antes de manipularla. Enharina tu superficie de trabajo y extiende un cuarto de la masa de forma circular. Forma una "base de pastel" redonda, grande y delgada. Repite este paso hasta obtener tres bases.

5. Con la masa restante forma ocho círculos pequeños. Rellena cada uno con una cucharada de pollo. Revuelve el queso crema y viértelo en una manga pastelera. Aplica un chorrito de queso crema sobre la carne y cierra la masa moldeándola como si fuera una gota grande. Haz lo mismo con los demás círculos de masa. 

6.) Revuelve en harina las bases así como las gotas que moldeaste, después cúbrelas de huevo y, por último, de pan rallado. Fríe todas las bases y las gotas en aceite caliente. 

7. Por último ensambla las piezas del pastel. Coloca la primera base sobre un plato grande y aplica unas gotas grandes de queso crema en todo el borde. Rellena la superficie interior de la base con la mitad del pollo sobrante. Coloca la siguiente base y rellénala de la misma forma que la anterior. Luego coloca la tercera base encima. 

8. Decora el borde de la tercera base con manchas de queso crema. En el centro traza una espiral de queso crema y sobre esta, las gotas de masa que moldeaste. 

Tal vez la preparación de esta poderosa tarta "coxinha" te va a recordar a las croquetas. Dependiendo de la receta, también se puede añadir puré de patatas a la masa. El extraordinario resultado te dejará una impresión duradera: ¡barriga llena, corazón contento!

Comentarios

Más de Nolocreo