Albóndigas de spaghetti fritas en bol de carne molida

Los spaghetti boloñesa son la prueba más evidente de que los spaghetti y la carne molida son una combinación irresistible. Esto nos ha animado para preparar esta receta: albóndigas hechas de spaghetti servidas en un cuenco de carne molida. Una versión superoriginal del clásico italiano que enamora a todos sus fans. 

Porciones: 4
Tiempo de preparación: aprox. 1 hora
Tiempo de cocción y horneado: aprox. 1 hora
Tiempo total: 2 horas
Tiempo de reposo: 30 min
Grado de dificultad: sencillo

Preparación:

Para el bol de carne molida:

  • 1 kg de ternera molida
  • 1 cebolla finamente picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • Sal y pimienta
  • Aprox. 300 ml de salsa de tomate para el relleno
  • 1 bol apto para horno, diámetro: 23 cm
  • 1 bol apto para horno, diámetro: 20 cm

Para las albóndigas de spaghetti:

  • 500 g de spaghetti
  • 400 g de ricota
  • 100 g de parmesano rallado
  • 2 huevos a temperatura ambiente
  • Sal y pimienta
  • 1 puñado de albahaca finamente picada
  • 250 g de salsa de tomate caliente
  • 10-15 minimozzarellas
  • 100 g de pan molido

Además:

  • Aceite para freír
  • Parmesano rallado para aderezar
  • Albahaca fresca para aderezar

Preparación:

1. Hierve los spaghetti como de costumbre, pero no los enjuagues en agua fría; así se quedarán pegados. Déjalos enfriar brevemente y añádeles ricota, parmesano, huevos, albahaca, pan molido y salsa de tomate. Salpimenta. Deja la mezcla reposar unos 20 minutos. 

2. Para el bol de carne molida, mezcla todos los ingredientes en el bol grande. A continuación, presiona el bol pequeño sobre la carne molida para que esta adquiera también la forma de un bol. 

3. Hornea la carne durante 45 minutos a 180 °C con la circulación de aire activada. La carne tiene que estar entre ambos cuencos. 

4. Mientras tanto, corta la mezcla de spaghetti en porciones del mismo tamaño (de aprox. 60-80 g) y dales la forma de albóndigas. Rellena las albóndigas de spaghetti de mozzarella. 

5. Fríe las albóndigas de spaghetti de 5 a 10 minutos hasta que estén doradas. 

6. Saca el bol de carne picada de entre ambos boles mientras aún esté caliente e introduce en ella las albóndigas de spaghetti y la salsa de tomate caliente. Esparce parmesano y albahaca sobre el conjunto.

¡Un plato de pasta en el que también te puedes comer el bol! Estas albóndigas de spaghetti fritas en bol de carne molida serán el deleite de todo fanático de la pasta. 

¿Buscas más inspiración en platos de pasta? Descubre con nosotros estas sabrosas albóndigas con pasta linguine en salsa de tomate.

Comentarios

Más de Nolocreo