¿Un postre que parece una cebra? Pastel de chocolate Kinder

Nadie puede resistirse al encanto de las cebras, aunque "solo" sean unos caballos con rayas. Sin embargo, hay cosas que son al menos tan atractivas, por ejemplo, ¡el chocolate! Así que, ¿por qué no combinar ambas? No te preocupes: no tienes que sumergir ninguna cebra en el chocolate. Disfrutarás de un pastel de barritas Kinder que te recordará a este hermoso animal. 

 Vas a necesitar:

  • 300 g de barritas de chocolate Kinder
  • 5 huevos
  • 150 g de azúcar moreno
  • 90 g de mantequilla derretida
  • 80 ml de leche
  • 1 paquetito de polvo de hornear
  • 1 pizca de sal
  • 250 g de harina
  • 10 barritas de chocolate Kinder

Se hace así:

Desempaca todas las barritas de chocolate Kinder y derrítelas en baño maría. No olvides que el agua no debe entrar en el bol de los chocolates, sino que estos se deben derretir solo con el vapor.

Ahora hay que preparar la masa mezclando todos los ingredientes, excepto las barritas de chocolate. Separa la mezcla batida en dos porciones iguales. Agrega unos 100 g de chocolate derretido a una de las porciones.

Después vierte la mezcla en un molde para tartas redondo, pero usa la siguiente técnica. Primero, agrega un cucharón de la mezcla oscura en medio del molde. Después, agrega un cucharón de la mezcla clara en medio de la anterior.

Continúa del mismo modo hasta que el molde esté lleno. El diseño de la masa debe consistir en aros claros y oscuros alternados.

Hornea el pastel a 160 ºC por 60 minutos, y activa la circulación de aire de tu horno. Tan pronto como se enfríe, la segunda porción de chocolate derretido entra en acción, ya que hay que cubrir todo el pastel con esta mezcla.

Para el toque final, corta las barritas de chocolate Kinder en rebanadas muy finas. ¡Cuidado con las puntas de los dedos, porque vas a necesitar un cuchillo filoso!

Coloca las rebanadas de chocolate sobre toda la superficie del glaseado de chocolate, el cual debe estar todavía húmedo. Vas a necesitar trozos más pequeños para cubrir el borde redondo.

Todos van a querer ser el primero en cortar el pastel. Y habrá mucho que ver, no solo por fuera, sino que también por dentro.

¡Mira el vídeo con todo los pasos de la receta!

 

Aunque tenga esta apariencia, esta creativa tarta con rayas de cebra no requiere de ningún sacrificio animal. Tal vez la única que va a sufrir es tu camisa cuando revientes los botones. Guarda un poco para después. Mañana seguirá en buen estado.

Comentarios

Más de Nolocreo