Pastel de galletas de oblea con helado de vainilla casero

Si te gusta el helado de vainilla, la crema y las galletas de oblea, definitivamente deberías probar el siguiente pastel. La combinación de estos tres ingredientes es inmejorable y la preparación es más que fácil. ¡Ponte manos a la obra!

Vas a necesitar:

Para el helado de vainilla:

  • 415 ml de leche condensada dulce
  • 400 ml de crema
  • 3 cucharadas de extracto de vainilla

Para el pastel:

  • Galletas de oblea rojas
  • Galletas de oblea claras
  • Galletas de oblea oscuras
  • 800 ml de helado de vainilla
  • 300 g de crema (nata) batida
  • Chispas de azúcar de colores

Modo de preparación:

1. Primero mezcla la leche condensada con el extracto de vainilla. Bate la crema fría hasta que tenga una textura suave y añádela gradualmente a la leche condensada. Cuando la mezcla esté uniforme, colócala en el congelador durante al menos 6 horas. Revuelve la mezcla cada hora aproximadamente para disolver el hielo que se forma en los bordes.

2. Extiende en el molde redondo entre 200 y 300 g de helado de vainilla casero. Luego forra el molde con las galletas de oblea, del borde hacia el centro. Primero las galletas oscuras, después las claras y, por último, las rojas. 

3. Luego esparce el resto del helado de vainilla sobre las galletas y alisa la superficie. Congela el pastel durante la noche.

4. Al día siguiente, saca el pastel del molde y cúbrelo completamente con crema batida. Añade un poco de la crema a una manga pastelera y aplica pequeñas rosas alrededor del pastel. Por último, decora con chispas de colores.

Este pastel se ve demasiado bien para comérselo. Es perfecto para cumpleaños, tanto de chicos como de grandes. No esperes mucho tiempo para disfrutarlo, de lo contrario, el delicioso helado de vainilla se derretirá.

Aquí tienes la receta del pastel de queso unicornio que aparece en el video extra.

Comentarios

Más de Nolocreo