Un placer muy oscuro: tarrina de chocolate kinder con corazón líquido

La verdad es que no hay mucho más que se pueda hacer para mejorar un pastel de chocolate y que sepa aún más sabroso. Pero aun así nos lo hemos propuesto: lo hemos hecho en versión "mini", le hemos dado una delicada cubierta ligeramente derretida y un corazón de un placer muy oscuro. Y todo ello dio lugar a esta maravilla:

Necesitarás (para 3 porciones):

  • 4 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 80 g de harina
  • 100 g de chocolate negro
  • 200 g de mantequilla derretida
  • 13 barritas de chocolate Kinder

Se hace así:

  1. Mezcla bien los huevos, el azúcar y la harina hasta formar una masa uniforme.
  2. Derrite el chocolate al baño maría y añade la mantequilla derretida. Vierte la crema de chocolate en el bol de la masa y revuelve todo. 
  3. Rellena 3 tarrinas con la masa hasta la mitad. Te recomendamos usar tarrinas para soufflé. Coloca en el centro de la masa un tercio de una barrita de chocolate Kinder. Cúbrelo con un poco más de masa y hornea las tarrinas a 180 ºC durante 15 minutos.
  4. Mientras las tarrinas están en el horno, corta 12 barritas de chocolate Kinder en tiras finas. Cuando los pastelitos estén listos, coloca enseguida las tiras por encima y... ¡mira cómo se derriten!

Mete la cuchara directamente en el corazón líquido del pastelito y deléitate con su sabor. Cuando lo sirvas como postre en la próxima cena con amigos, todos desearán descubrir su secreto escondido... y cuando lo encuentren, te coronarán como el máximo chef.

Comentarios

Más de Nolocreo