Hermosa tarta dentro de un copo de nieve

Hay una repostería que se ve tan hermosa que ni siquiera te atreves a probarla, pero sabes que tiene un sabor maravilloso.

Esta casita en su esfera transparente es, sin duda, una de ellas. Si tienes suficiente paciencia y habilidad, puedes hacerlo con tus propias manos. .

Vas a necesitar:

Para el bizcocho esponjoso:

  • 125 g de mantequilla blanda
  • 100 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 150 g de harina
  • 50 g de maicena
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharita colmada de polvo de hornear
  • 1 cucharada de leche (o más si es necesario)

Para la crema de mantequilla:

  • 100 g de mantequilla blanda
  • 150 g de azúcar en polvo
  • 100 g de queso crema
  • 1 cucharadita de colorante alimentario rojo

Para la casita:

  • Perlas de azúcar plateadas y doradas
  • Estrellitas de azúcar
  • Barritas de chocolate Kinder para la puerta y las ventanas
  • Chocolate negro derretido
  • Palillos de dientes
  • Unas pinzas pequeñas
  • Azúcar en polvo

Para la esfera de gelatina:

  • 55 g de hojas de gelatina
  • 180 ml de agua fría
  • Globos
  • Palito de madera para pincho

Se hace así:

1. Mezcla la mantequilla con el azúcar hasta que la textura quede espumosa, añade poco a poco los huevos y mezcla en 3 partes el resto de los ingredientes. Rellena la masa en un molde redondo de 15 cm de diámetro y hornea durante 40 minutos a 170 °C con el calor de arriba y de abajo activado. Deja que se enfríe bien y luego corta la parte superior y el borde con la ayuda de un cuenco colocado boca abajo sobre el pastel.

2. Revuelve la mantequilla blanda, el azúcar en polvo, el queso crema y colorante alimentario en polvo hasta obtener una crema roja, con la cual hay que cubrir el bizcocho.

3. Toma los trozos que le cortaste al bizcocho al principio, desmenúzalos en un bol y amásalos con la mantequilla blanda hasta formar una masa uniforme. Construye una pequeña casa con la masa, incluye techo y chimenea.

4. Ensambla la casa con la ayuda de pequeñas gotas de chocolate como pegamento. Agrega puertas y ventanas pequeñas de chocolate blanco, y dibuja los marcos con chocolate negro. Decora la casa con las perlas doradas y plateadas.

5. Remoja las hojas de gelatina en agua durante 10 minutos. A continuación, derrítelas en baño maría baño a 35 °C. Infla un globo, límpialo con agua tibia y sécalo. Luego engrásalo con una capa muy fina de aceite. Luego sumerge el globo dos veces en la gelatina líquida, átale un hilo o cordón, cuélgalo de una percha para ropa y déjalo secar al menos 24 horas. Consejo: prepara varios globos de esta manera por si se rompe alguno de los recubrimientos de gelatina.

6. Pasado este tiempo, deja que el aire salga del globo y retíralo de la bola de gelatina.

7. Pega las estrellas de azúcar con algunas gotas de almíbar en la pared interior de la esfera de gelatina.  

8. Coloca la casita sobre el pastel y espolvoréalo con azúcar en polvo para que parezca nieve. Pon la esfera encima de ella. ¡Listo!

Una joya mágica del arte de la repostería. Admírala un buen rato antes de disfrutarla con el paladar.

Aquí la receta de la tarta de globos del segundo vídeo.

 

Comentarios

Más de Nolocreo