Tazas de churros con salsa de chocolate y malvaviscos

Una vez que los hayas probado, jamás los olvidarás: ¡churros! Este manjar español hecho de masa de buñuelos con canela y azúcar llegó hace mucho tiempo a las ferias locales. Los churros son cilindros fritos y alargados que normalmente se sumergen en salsa de chocolate. Pero como siempre nos gusta hacer recetas más creativas, hicimos churros en forma de tazas y las rellenamos con salsa de chocolate y malvaviscos pequeños.

Vas a necesitar: (para 6 unidades)

Para la masa:

  • 70 g de mantequilla
  • 50 g de azúcar moreno
  • 345 ml de agua
  • 190 g de harina
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 huevos (nota: puedes agregar 2 huevos solamente pero la masa es un poco más difícil de aplicar porque es más firme)
  • Manga pastelera o churrera con punta de estrella
  • Molde de muffins (diámetro de cada muffin: 9 cm)
  • Aceite vegetal para engrasar el molde
  • Aceite para freír

Para la salsa de chocolate espesa:

  • 100 g de leche
  • 300 g de chocolate negro
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 pizca de pimienta de cayena

Se hace así:

1. Para preparar la masa, pon en una olla la mantequilla, el azúcar y el agua, y deja que hierva la mezcla. Añade la harina y revuelve todo con una cuchara de madera hasta que la masa esté suave y se desprenda de la pared de la olla. Cuando la masa se haya enfriado ligeramente, añade el extracto de vainilla e integra los huevos uno por uno. Mezcla todo de nuevo con una cuchara. Vierte la masa de churiiros en una manga pastelera o una churrera con la punta de estrella.

2. Cubre una bandeja de horno con papel para hornear. Aplica la masa de manera que formes 6 agarraderas de taza y luego mételas en el congelador.

3. Coloca el molde de muffins boca abajo y engrasa con bastante aceite vegetal la parte exterior de los compartimentos. Aplica la masa de churros alrededor de las protuberancias individuales. Asegúrate de que no queden huecos. Al final debes presionar un poco para que la futura base de la taza quede sellada.

4. Presiona las agarraderas sobre las tazas de masa y ponlo todo en el congelador durante al menos 1 hora. Cuando las tazas estén congeladas y firmes, retíralas del molde de muffins.

5. Calienta el aceite vegetal en una olla a unos 160 °C y fríe las tazas congeladas. Es importante sumergir cada una de las tazas en el aceite. Ayúdate con una espumadera. Cuando la taza esté dorada y crujiente, retírala con cuidado del aceite caliente. Espolvoréala con canela y azúcar.

6. Calienta la leche a unos 70 °C y viértela sobre el chocolate. La leche no debe estar muy caliente. Añade la canela y la pimienta de cayena y revuelve todo hasta que se haya mezclado muy bien. Rellena las tazas de churro frito con el chocolate espeso y agrega unos minimalvaviscos.

Muchos se sorprenden de que la masa para churros sea tan fácil de hacer.  Estas son definitivamente las mejores tazas que puedes servir a tus invitados. Un gran postre para aquellos que recuerdan con nostalgia sus últimas vacaciones en España. ¡Disfruta de estas tazas de churros con salsa de chocolate y malvaviscos!

¿Realmente no puedes dejar de pensar en churros? Entonces no dejes de probar los sándwiches de churros del video extra.

Comentarios

Más de Nolocreo