Aromáticos panecillos de nueces glaseados | Con avellanas

Estos deliciosos panecitos de nueces son tan sencillos como ingeniosos. La masa se prepara en poco tiempo, y la pasta de nueces con avellanas picadas y molidas hacen que el resultado sea muy crujiente. El panadero de la esquina no podría hornearlo mejor.

Vas a necesitar (de 8 a 10 unidades):

Para la masa:

  • 250 ml de leche tibia
  • 1/2 cubo de levadura
  • 50 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 60 g de mantequilla blanda
  • 500 g de harina

Para el relleno:

  • 200 g de avellanas molidas
  • 200 g de avellanas picadas
  • 5 cucharadas de azúcar
  • 5 cucharadas de azúcar moreno
  • 75 g de mantequilla derretida
  • 75 ml de leche

Para el glaseado:

  • 125 g de azúcar en polvo
  • 3-4 cucharadas de jugo de limón

Además:

  • 1 yema de huevo

Procedimiento:

1. Primero disuelve la levadura y el azúcar en la leche tibia. Vierte la harina sobre la superficie de trabajo, forma un hueco dentro y añade el huevo y la mantequilla. Agrega la mezcla de levadura, azúcar y leche y amasa hasta obtener una masa suave. Tapa la masa y déjala subir en un lugar cálido durante unos 30 minutos.

2. Enharina la superficie de trabajo y extiende la masa a unos 50 x 40 cm.

3. Pon las avellanas molidas y picadas en un bol junto con el azúcar moreno y blanco, la leche y la mantequilla líquida, y mezcla todo bien.

4. Reparte de manera uniforme la pasta de nueces sobre la masa.

5. Enrolla la masa desde el lado más largo y luego corta el rollo en trozos de unos 4-5 cm de ancho.

6. Coloca los trozos de masa en una bandeja de horno forrada con papel para hornear y presiona cada trozo en medio con el mango de una cuchara de madera. Cubre los rollitos con un paño limpio y déjalos en la bandeja otros 15 minutos para que se agranden un poco más.

7. Barniza los rollitos con un huevo batido y mete la bandeja al horno a 160 °C durante 20 minutos, con el calor superior e inferior activado.

Mezcla el azúcar en polvo con el jugo de limón y vierte esta combinación sobre los deliciosos rollitos de avellanas. Si quieres, también puedes agregar almendras molidas a la pasta de nueces. O podrías usar nueces (de pecán) picadas en lugar de avellanas. Como puedes ver, no hay límites para hacer un relleno sensacional. ¡Que te diviertas horneando!

¿Te gustan los pasteles con nueces? Entonces asegúrate de probar la receta de los no menos exquisitos triángulos de avellanas que aparecen en el video extra. 

 

Comentarios

Más de Nolocreo