Pastel sin hornear hecho con yogur, gelatina y plástico de burbujas

Ya es hora de salirse de la rutina, ¿acaso no se te antoja un pastel con agujeros de colores en la superficie y un relleno tan colorido como delicioso? Seguramente te estarás preguntando cómo se prepara un manjar así, la respuesta es: SIN hornear, pero CON gelatina y plástico de burbujas.

Vas a necesitar:

Para la base de galletas:

  • 150 g de galletas integrales
  • 80 g de mantequilla derretida

Para la gelatina de frambuesa:

  • 300 g de frambuesas
  • 20 g de azúcar
  • 250 ml de agua
  • 1 sobre de gelatina de frambuesa (aproximadamente 12,5 g)

Para la gelatina de kiwi:

  • 4 kiwis
  • 20 g de azúcar
  • 1 sobre de gelatina de color verde (12,5 g)
  • 250 ml de agua

Para la crema de yogur:

  • 50 g de crema (nata) caliente
  • 8 hojas de gelatina ablandadas (26 g)
  • 120 g de azúcar
  • 500 g de yogur natural
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla
  • 450 g crema (nata) batida

Además:

  • Plástico de burbujas
  • 
2 mangas pasteleras
  • Molde redondo de 24 cm de diámetro
  • Molde redondo de 19 cm
 de diámetro

Se hace así:


1. Tritura las galletas para la base y revuélvelas con la mantequilla derretida. Luego reparte esta mezcla en el molde redondo más grande y presiónala hasta que quede compacta. Mete el molde al refrigerador para que la base adquiera firmeza.

2. Hierve las frambuesas con azúcar en una olla y tritúralas hasta hacer un puré.

3. Reserva para más tarde 2/3 del puré y mezcla el resto con agua y gelatina en polvo. Hiérvelo todo brevemente. Vierte la gelatina de frambuesa caliente en el molde redondo más pequeño y ponlo en el refrigerador para que se enfríe y se endurezca.

4. Prepara la gelatina de kiwi de la misma manera que la gelatina de frambuesa. Viértela sobre la gelatina de frambuesa ya cuajada y pon el molde de nuevo en la nevera hasta que la gelatina de kiwi haya cuajado.

5. Para la crema de yogur, disuelve la gelatina en la crema caliente. Luego agrega el azúcar, el yogur, el aroma de vainilla y la crema (nata) batida. Cubre la base de galletas con unos 2 cm de grosor de la crema de yogur y métela en el refrigerador durante 15 minutos.

6. Con cuidado, saca las dos capas de gelatina del molde más pequeño y colócalas en el centro de la crema de yogur.

7. Cubre la doble capa de gelatina con el resto de la crema de yogur.

8. Corta un círculo de plástico de burbujas que tenga el mismo diámetro que el molde redondo grande. Colócalo con cuidado sobre la crema de yogur y presiónalo ligeramente para que las burbujas de aire queden enterradas en la crema de yogur. Luego mete toda la pieza, junto con el plástico de burbujas, en el refrigerador por al menos 4 horas.

9. Retira el pastel del molde redondo y quita con cuidado el plástico de burbujas.

10. Rellena cada una de las mangas pasteleras con uno de los purés de frutas que reservaste al principio y vierte el contenido sobre los agujeros del pastel.

Gracias al plástico de burbujas, la gelatina y el puré de frutas, este pastel se ha convertido en una verdadera belleza, ¡y todo sin hornear!

¿Te gustan las delicias tan coloridas? Entonces échale un vistazo a este delicioso pastel de gelatina de frambuesa.

Comentarios

Más de Nolocreo