Pasta en masa de pizza con salchicha italiana y salsa de tomate con especias

¿Pizza o pasta? Si tuvieras que decidir qué plato prefieres, ¿cuál elegirías? Qué difícil decisión, ¿no? Menos mal que Riquísimo te va a librar de tener que renunciar a uno de tus platos favoritos. Porque en la siguiente receta combinamos la pizza y la pasta, es decir: pizzasta. Servimos la pasta con una salsa de tomate con especias y unas deliciosas salsiccias (salchichas italianas) en un tazón hecho de masa de pizza. ¡Ay qué lindo es cuando los sueños se hacen realidad!

Vas a necesitar (para 2 porciones):

Para la masa de la pizza:

  • 250 g de harina
  • 3 g de levadura seca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de azúcar 
  • 2-3 cucharadas de aceite
  • 200 ml de agua tibia

Para la pasta:

  • 200 g de penne
  • 1 cebolla morada picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cucharadita de alcaparras
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • 200 g de tomate picado
  • 10 tomates cherry partidos por la mitad
  • 1 cucharadita de romero picado
  • 150 g salsiccia (salchicha italiana parecida a la longaniza)
  • 1 pieza de mozzarella desmenuzada
  • 1 yema de huevo
  • Rúcula
  • Parmesano rallado

Se hace así:

1. Para preparar la masa, reúne todos los ingredientes de la lista correspondiente y amásalos muy bien. Luego cubre la masa y métela al refrigerador al menos dos horas. Para obtener mejores resultados, déjala reposar durante la noche.

2. Hierve la pasta en agua ligeramente salada hasta que el agua se haya evaporado. Luego agrega aceite de oliva, la salchicha italiana, los tomates, la cebolla, el ajo, el romero y las alcaparras. También desmenuza la mozzarella. Sazona todo con sal y pimienta.

3. Extiende la masa de la pizza. Debe ser un poco más grande que la olla donde hiciste la pasta. Barniza el borde de la masa con la yema de huevo y colócala sobre la olla. Presiona bien los bordes contra el borde de la olla. El vapor de la pasta hace que la masa suba. Cuando la cúpula sea lo suficientemente grande, pon la olla en el horno a 200°C durante 15 minutos, con la circulación de aire activada. 

4. Retira los bordes de la masa de la olla con un cuchillo y después dale la vuelta a la pieza. Ahora tienes la pasta en un tazón de masa de pizza. Una verdadera pizzasta. Adorna todo con rúcula y parmesano rallado.

Por supuesto, también puedes preparar nuestra pizzasta con otras salsas para pasta. Ya sea salsa de tomate, salsa de queso o salsa de crema con jamón, todo sabe delicioso en un tazón de masa de pizza. Ya no podemos imaginarnos la vida sin la pizzasta.

¿Quieres probar más ideas locas con masa de la pizza? Entonces no te puedes perder nuestro pizza globo.

Comentarios

Más de Nolocreo