Delicioso brownie de melón, fresas y palitos Mikado

Cierra los ojos e imagina un enorme brownie, con un centro aterciopelado y jugoso: ¿lo ves? Ahora rellena tu delicia de chocolate con un melón fresco, fresas, palitos Mikado y una deliciosa crema de queso crema. ¡Un momento! ¿Qué postre es este?, te preguntarás. Te invitamos ahora a abrir los ojos y a dejarte atrapar por nuestro cremoso brownie de frutas. 

Ingredientes:

Para el brownie:

  • 6 huevos
  • 130 g de azúcar
  • 130 g de azúcar moreno
  • 120 g de chocolate negro derretido
  • 80 g de chocolate negro picado fino 
  • 250 g de mantequilla derretida
  • 140 g de harina
  • 100 g de cacao para hornear
  • 1 cucharadita de polvo de hornear

Para la crema de queso crema:

  • 500 g de queso crema
  • La ralladura de una lima
  • La pulpa de una vaina de vainilla
  • 50 g de azúcar en polvo
  • 500 ml de crema (nata)
  • Opcional: 6-8 hojas de gelatina

Además:

  • 1 melón pequeño pelado y partido por la mitad
  • Aproximadamente 1 kg de fresas
  • Palitos Mikado
  • 250 ml de salsa de fresas o puré de fresas 
  • Chocolate rallado, fresas y hojas de menta para decorar 

Modo de preparación:

1. Mezcla todos los ingredientes para el brownie hasta que quede una consistencia uniforme. Tamiza harina, cacao y polvo de hornear; y agrégalos para que la masa quede esponjosa. Hornea el brownie gigante en un molde para horno engrasado durante 25 minutos a 175 °C con el calor superior e inferior activados. La masa estará aún blandita pero no líquida. i

Deja el brownie enfriar y colócale el melón en el centro. 

2. Clava trocitos de palitos Mikado en el melón y luego las fresas hasta que ya no veas el melón. 

3. Mezcla todos los ingredientes de la crema de queso crema. 

Tip: Añade gelatina a la crema para darle firmeza. Para ello, reblandece las hojas de gelatina en agua durante 5 minutos, una tras otra. Saca la gelatina de las hojas y caliéntalas mientras las remueves constantemente hasta que estén líquidas. Cuidado, no dejes que la gelatina hierva o perderá su poder gelificante. Para evitar que se formen grumos, primero revuelve solo 1-2 cucharadas de la crema fría en la gelatina. Luego añade y revuelve esta mezcla de gelatina con la crema.

Vierte la salsa de fresa sobre las fresas y cubre las fresas con el bol con queso crema de forma que todas las fresas queden cubiertas. Mete todo en el refrigerador al menos durante 4 horas. 

4. Extrae con cuidado el bol. Si no puedes sacarlo bien, espera un poco o caliéntalo brevemente con un secador. 

Decora tu brownie con ralladura de chocolate, fresas y hojas de menta. Desde fuera ya es todo un espectáculo para la vista, pero su delicioso relleno se revela solo una vez que lo cortas. 

Wow, ¿todavía es un brownie relleno de melón y fresas o podemos llamar ya pastel a esta creación? La respuesta no importa, lo único que nos debe interesar es su sabor. ¡Y este postre es toda una exquisitez!

Hoy nos hemos despertado con ganas de frutas veraniegas y por ello hemos preparado para ti también este pastel en forma de sandía

 

Comentarios

Más de Nolocreo